Todos deberíamos ser feministas

Título: Todos deberíamos ser feministas

Autora: Chimamanda Ngozi Adichie

Año de publicación: 2014

EL LIBRO

Antes de nada quiero mencionar que he leído este libro gratis. No sé cómo funcionará en el resto de España, pero en Euskadi tenemos un sistema de biblioteca digital que, aunque es bastante pobre, se agradece en casos como este. Este libro en papel tiene 27 páginas, de las cuales unas cuantas son para la información de la edición, introducción y “sobre la autora”. Cuando esto ni siquiera era un libro inicialmente, sino la transcripción de una charla Ted, me parece irrisorio pretender cobrar 5€ por él.

Por desgracia, me he tenido que enfrentar a esto:

todos-deberiamos-ser-feministas-amp-01
Gracias, eLiburutegia. La intención es lo que cuenta, dicen.

No termina de ser insoportable por lo corto que es, pero sí molesto e incómodo. Así que he al final he optado por ver la charla original. Creo que merece mucho más la pena escuchar a Chimamanda hablar porque al no estar hecho para ser un texto originalmente, se pierde bastante al leerlo.

Si quieres saber por qué me parece estúpido que en el video que enlazo cambien la palabra “todos” por “todxs” te invito a leer este artículo y este otro. Porque todxs no es una palabra.

Ahora sí:

MI RESEÑA

Todas las reseñas que he visto de este libro ya dicen lo necesario: que es estupendo. Es muy cortito y todo lo que contiene es oro puro. Aún así creo que todas las veces que se mencione este tema son válidas y, sobre todo, necesarias.

Cuando yo era pequeña el término “feminista” tenía connotaciones negativas. La gente a la que se llamaba así era gente enfadada y si alguien te lo llamaba no iba a ser como un halago. Qué triste que esto todavía sea aplicable a día de hoy.

Una vez, todavía pequeña, hablé del tema con mi tía. Ella se autodenominaba feminista. Yo le dije que no creía que las mujeres fueran mejores que los hombres, sino que consideraba que ambos sexos eran igual de válidos. Por algún motivo que desconozco, aunque nadie me lo enseñó, yo siempre lo había visto así. Mi tía me dijo que ella sí, que consideraba a las mujeres mejores que los hombres. Yo veía a mi tía como un referente en conocimiento de la cultura y en inteligencia. Era la única de su familia que había ido a la universidad y la única que me trataba como a una persona y no como a una niña estúpida por ser pequeña. Así que di por hecho que era cierto: ser feminista era creer que las mujeres son superiores a los hombres.

Esto derivó en que a partir de entonces, cada vez que durante una conversación alguien me decía, siempre entre sorpresa y reproche “¡tú eres feminista!” yo contestaba “no, yo creo en la igualdad de derechos”. Afortunadamente, otra de las cosas en las que he creído siempre es en usar el diccionario. Así que, cuando busqué la definición de feminista hace unos años, me llevé una gran sorpresa. Gracias a eso ahora puedo decir sin miedo que soy feminista. También que recomiendo a todo el mundo a buscar la información pertinente sobre cualquier tema antes de creerse a la persona que más cerca les pille.

Sobre estos malentendidos con el término, me gusta el resumen que hace este artículo.

Estas han sido mis partes favoritas del libro:

“Los hombres y las mujeres son diferentes. Tenemos distintas hormonas, distintos órganos sexuales, distintas capacidades biológicas. (…) Pero hoy en día la mejor persona para liderar no es la persona más fuerte físicamente, sino la más creativa, la más inteligente y la más innovadora. Y no hay hormonas para esos atributos. (…) Un 52% de la población mundial son mujeres, pero la mayoría de las posiciones de poder y prestigio están ocupadas por hombres. (…) Imaginaos cómo de felices seríamos si no tuviéramos el peso de las expectativas del género.”

“Por supuesto que estoy enfadada. El género, tal y como funciona hoy en día, es una grave injusticia. Todos deberíamos estar enfadados. La ira tiene una larga historia de llevar a cambios positivos. Pero además de estar enfadada también tengo esperanza. Porque creo profundamente en la capacidad de los seres humanos para hacer y rehacerse a sí mismos para mejorar.”

“¿Qué pasaría si los chicos y las chicas fuesen educados sin relacionar la masculinidad con dinero? ¿Y si la actitud no fuera ‘el chico tiene que pagar’ sino ‘debe pagar quien tiene más’?”

Ilusa de mí, creía que esto era de sentido común hasta que vi este video. Y aunque estoy de acuerdo con lo que dice, a mí me parece TAN OBVIO que mi oscuro corazón no puede evitar romperse un poco por el mero hecho de que todavía sea necesario ese discurso.

“Es fácil decir ‘oh, pero las mujeres pueden negarse a todo esto’. Pero la realidad es más compleja y más difícil. Somos seres sociales. Interiorizamos ideas a partir de la socialización.”

“Una mujer fue violada en la universidad de Nigeria. La respuesta de muchos jóvenes fue ‘Sí, la violación está mal. Pero, ¿qué hace una chica en una habitación con cuatro chicos?'”

Y no hace falta irse lejos para ver casos así. Este mismo año se ha estado discutiendo la famosa PRESUNTA y SUPUESTA violación de Sanfermines.

“Enseñamos a las chicas a sentir vergüenza. ‘Cierra las piernas.’ ‘Tápate.’ Les hacemos sentir como si por haber nacido mujer ya fueran culpables de algo.”

“La cultura no hace a la gente. La gente hace la cultura.”

“Mi propia definición de feminista es un hombre o mujer que dice ‘Sí, tal y como es hoy en día, hay un problema con los géneros y debemos arreglarlo. Debemos mejorarlo.”

feminismo

Efectivamente, todos deberíamos ser feministas.

todos-deberiamos-punt-01

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s